Xoloitzcuintle, más que compañero de vida, compañero de muerte.

La leyenda cuenta que el dios Xolotl hizo al Xoloitzcuintle de una astilla del Hueso de la Vida, de la que toda la vida fue creada, para dárselo como obsequio al hombre.

El dios les explicó que en vida tenían que cuidar bien de este perro ya que el día que su dueño muriera, el Xoloitzcuintle se encargaría de guiar al alma a través del Mictlán o lugar de muertos en náhuatl.

💀 Por esta razón eran sacrificados y enterrados en las tumbas.

Sin embargo la tradición mexica apuntaba que debía ser completamente negro, porque si presentaba manchas en su cuerpo esto decía que ya había servido al alma de otro difunto.

Además para el pueblo Mexica, el Xoloitzcuintle tenía la capacidad de alejar y proteger los hogares de espíritus malignos, pero como todo para ellos era dualidad también representaba un lado maligno ya que se le identificaba con la enfermedad y deformidades físicas. 🖤

Aunque prácticamente toda la camada nace sin pelo, comúnmente hay un cachorro que nace con pelaje excesivo, recibiendo el nombre de “bola de polvo”

☯️ Tienen menos dientes que los perros comunes, en especial en los molares que se encuentran en la mandíbula.

Mientras más pelón sea un Xolo, será mayor el número de dientes que le falten.

Gracias a su piel suave y sin pelo, en esta raza no se producen pulgas 🕷

Al llegar los españoles lo confundieron con un caballo enano 🐴

Es un perro silencioso y tranquilo, alegre, alerta e inteligente, desconfiado con los extraños.

 Buen guardián y excelente compañero 🤝🖤.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *